Buscar en este sitio

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Probióticos y prebióticos
Beneficios para la salud  

La conciencia cada vez mayor acerca de la relación entre la dieta y la salud ha llevado a que haya una demanda también cada vez mayor de productos alimentarios que contribuyen a la salud más allá de la nutrición básica. Los probióticos y los prebióticos son componentes que están presentes en los alimentos, o que pueden incorporarse a los alimentos, y que proporcionan beneficios para la salud relacionados con sus interacciones con el tracto gastrointestinal (GI). Si bien los beneficios de los prebióticos han salido a la luz en los últimos años, el reconocimiento de los efectos de los probióticos data del siglo XIX, cuando el científico francés Luis Pasteur (1822 -1895) postuló la importancia de los microorganismos en la vida humana; observación que fue luego reforzada por el trabajo realizado en 1908 por el ganador del Premio Nobel Elie Metchnikoff.

Existen definiciones algo diferentes de los probióticos. Por ejemplo, un probiótico ha sido definido como un "un ingrediente alimentario microbiano vivo que, cuando es ingerido en cantidades suficientes, reporta beneficios para la salud".(1)

Asimismo, el Grupo de Trabajo de la Organización Conjunta de Alimentos y Agricultura de la Organización Mundial de la Salud, en la redacción de los "Lineamientos para la Evaluación de los Probióticos en los Alimentos" ha recomendado que los probióticos sean definidos como "microorganismos vivos que, si se administran en cantidades adecuadas, confieren un beneficio para la salud en el hospedador".(2)

Los prebióticos se definen como "ingredientes alimentarios no digeribles que afectan de manera beneficiosa al hospedador, estimulando de manera selectiva el crecimiento de una o de un número limitado de especies bacterianas en el colon, como los Bifidobacteria y Lactobacilli, que tienen el potencial de mejorar la salud del hospedador".(1)

Los prebióticos son, para decirlo de manera simple, el "alimento"de las bacterias beneficiosas.


Probióticos y Prebióticos en los Alimentos que Comemos

Hoy en día, los alimentos que contienen probióticos se encuentran y se consumen comúnmente en Japón y en Europa.(3)

En los Estados Unidos, se han introducido recientemente en el mercado varios alimentos que contienen probióticos y prebióticos. Los beneficios asociados con los probióticos y los prebióticos son específicos de ciertas cepas y sustancias, respectivamente, y deben demostrarse a través de ensayos clínicos adecuados que reflejen la dosis de probióticos y prebióticos presente en el alimento en el momento del consumo.

Los microorganismos probióticos se pueden encontrar en forma de suplemento y como componentes de los alimentos y bebidas. Estas bacterias y levaduras se han utilizado durante miles de años para fermentar alimentos. Ciertos yogures y otros productos lácteos cultivados contienen estas bacterias beneficiosas, particularmente cepas específicas de Bifidobacteria y Lactobacilli. 

No todas las bacterias presentes en los productos lácteos fermentados o en el yogur tienen un efecto probiótico. Por este motivo, para considerar que un Lactobacillus o un Bifidobacterium es un probiótico, las cepas específicas seleccionadas deben ejercer un beneficio para la salud establecido clínicamente.(4-6)

Los prebióticos se encuentran naturalmente en muchos alimentos, y también pueden aislarse de las plantas (por ejemplo: de la raíz de achicoria) o sintetizarse (por ejemplo: enzimáticamente, a partir de la sacarosa). (Ver a continuación: "Ejemplos de Probióticos y Prebióticos"). 

Para que un ingrediente de un alimento sea clasificado como prebiótico se debe demostrar que: (a) no se descompone en el estómago ni se absorbe en el tracto gastrointestinal, (b) es fermentado por la microflora gastrointestinal; y (c) lo que es más importante, estimula de manera selectiva el crecimiento o la actividad de las bacterias intestinales asociadas con la salud y el bienestar.(7)

Las bacterias probióticas, junto con los prebióticos que contribuyen a su crecimiento, se denominan "simbióticos". Ambos trabajan juntos en una sinergia promoviendo de manera más eficiente los beneficios de los probióticos.


Acciones del Tracto Gastrointestinal

Para comprender la función que tienen los probióticos y los prebióticos en la salud en general, es importante conocer el tracto gastrointestinal y el cuerpo. Los seres humanos ofician como hospedadores de muchos tipos de microorganismos presentes en la piel, en la boca y en el tracto gastrointestinal. El entorno gastrointestinal humano, incluida la microflora, tiene una función significativa en la salud de su hospedador. 

La actividad normal de la microflora en el intestino es compleja y puede verse afectada por varios factores. La microflora intestinal, que incluye bacterias potencialmente beneficiosas y potencialmente dañinas, es importante para mantener un tracto intestinal sano y ayuda a que el intestino actúe como barrera efectiva: permitiendo que se absorban los nutrientes y manteniendo alejados a las toxinas y patógenos (bacterias o virus extraños). La microflora intestinal descompone las vitaminas y también fermenta las fibras y los carbohidratos que no se digieren en el tracto gastrointestinal superior. Esta descomposición produce ácidos grasos que son importantes para contar con una barrera intestinal saludable (particularmente en el tracto gastrointestinal inferior) y también inhibe el crecimiento de bacterias dañinas. La flora intestinal saludable también se asocia con la regularidad intestinal (heces).


Acciones de los Probióticos en el Tracto Gastrointestinal

El consumo de los probióticos, particularmente en ciertas especies de Bifidobacteria y Lactobacilli, puede ayudar a "equilibrar" la flora, aumentando la cantidad de bacterias útiles y disminuyendo la cantidad (inhibiendo el crecimiento) de bacterias dañinas en el intestino. El consumo de probióticos también puede modificar la respuesta inmune del intestino y mejorar su función de barrera. Por ejemplo, hay especies específicas de probióticos que pueden disminuir o reducir el riesgo de ciertas infecciones, particularmente aquellas del tracto gastrointestinal, como las causadas por virus intestinales.(1)

Últimamente también se ha demostrado que los probióticos modulan o ajustan la actividad del sistema inmune y ayudan a controlar y a reducir el desarrollo de ciertas alergias.


Investigación de los Efectos de los Probióticos sobre la Salud
 
La evidencia tal vez más contundente de la eficacia de los probióticos reside en las áreas de los efectos antidiarreicos y en que ayudan a regularizar la actividad intestinal. En el caso del yogur que contiene cantidades suficientes de cultivos vivos y activos del yogur (Streptococcus thermophilus y Lactobacillus bulgaricus), hay evidencias significativas del alivio de los síntomas asociados con la intolerancia a la lactosa.(3,7) 

Un estudio realizado en niños pequeños demostró un efecto claramente beneficioso de las cepas de Lactobacillus en la mejora de la diarrea aguda causada por rotavirus.(8) 

En estudios realizados en niños que concurren a guarderías, también se observaron cambios en la gravedad y en la duración de la diarrea después del consumo de cepas específicas.(9-11) 

A partir de un meta-análisis de 18 estudios, también se informó que la terapia con bacterias probióticas redujo la duración de la enfermedad diarreica aguda en niños.(12) En adultos hay pocos datos como para respaldar un efecto sobre la diarrea del viajero o sobre la diarrea provocada por el uso de antibióticos.(13)

Algunas cepas probióticas pueden modular el sistema inmune y aumentar las defensas del sistema inmune de las células de la mucosa intestinal a través de efectos específicos y no específicos.(14-15) Se ha demostrado que ciertas cepas probióticas tienen un efecto favorable sobre los marcadores de la respuesta inmune al estrés.(15) En un estudio realizado en personas mayores se descubrió un aumento de la función inmune después del consumo de leche suplementada con una cepa de Bifidobacterium lactis.(16) Las Bifidobacteria son las especies bacterianas predominantes en los tractos intestinales de los bebés que toman el pecho. Algunos expertos creen que los mayores niveles de Bifidobacteria en el intestino de los bebés pueden ser un motivo por el cual se consideran en general más sanos que los bebés que toman fórmula.(17) También hay cada vez más evidencias de que algunas cepas probióticas pueden tener un efecto beneficioso sobre la alergia.(14,15,18) 

Algunas cepas probióticas también pueden reducir la gravedad de la inflamación intestinal inducida por microbios, la gastroenteritis aguda, la enfermedad del colon irritable, y también pueden reducir el riesgo de cáncer colorrectal.(5,19,20)

Mientras continúan las investigaciones, la evidencia actual de ciertas cepas probióticas en estudios en animales y en humanos sugiere un efecto moderado de reducción del colesterol de los productos lácteos cultivados, como el yogur y las leches.(21-22)


Acciones de los Prebióticos en el Tracto Gastrointestinal

La principal característica y efecto de los prebióticos en la dieta es que promueven el crecimiento y la proliferación de bacterias beneficiosas en el tracto intestinal y, de esta manera, aumentan potencialmente el efecto de las bacterias probióticas. También se ha demostrado que los prebióticos aumentan la absorción de ciertos minerales (como el calcio y el magnesio).(4) 

Los prebióticos también pueden ayudar a inhibir el crecimiento de lesiones, como adenomas y carcinomas en el intestino, y así reducen los factores de riesgo implicados en las enfermedades colorrectales.(1)


Investigación de los Efectos de los Prebióticos sobre la Salud

Se han investigado los efectos de los prebióticos sobre la absorción de minerales y, a través de estudios realizados recientemente en humanos, se ha confirmado que ciertos prebióticos específicos, como los oligosacáridos no digeribles (NDO, según sus siglas en inglés) aumentan la absorción del calcio.(23) Sin embargo, este efecto varía de acuerdo con el NDO individual y con la población humana en particular sometida a estudio, y se cree que se debe a su perfil específico de fermentación y a la cantidad consumida.(20) 

Estudios preliminares sugieren que los prebióticos pueden tener un efecto favorable sobre el sistema inmune y que aportan mayor resistencia contra las infecciones.(24-25)

En el caso de las sustancias prebióticas, hay pocos datos disponibles relacionados con los efectos de reducción de lípidos que provienen principalmente de estudios realizados con inulina y con oligofructosa. En sujetos hiperlipidémicos, cuando se ve un efecto prebiótico, se trata de una reducción del colesterol; mientras que, en los sujetos con lipidemia normal, los efectos se ven en los triglicéridos en sangre.(26)

Si bien se han establecido algunos de los efectos beneficiosos de los probióticos y de los prebióticos sobre la función del intestino humano, y si bien se ha probado ampliamente su efecto favorable sobre la salud, hay nuevas investigaciones científicas en curso para sustanciar su relación directa con la reducción del riesgo de contraer enfermedades.(27)


Ejemplos de Probióticos y Prebióticos



* Los ejemplos no son taxativos.


Lo fundamental

Los efectos saludables del factor prebiótico y probiótico son su posible impacto sobre el equilibrio de la microflora corporal y, directa o indirectamente, en el mejoramiento de la función del intestino y del sistema inmune. Si bien los beneficios varían, dependiendo del tipo y de la cantidad de un prebiótico o probiótico consumido, los expertos están de acuerdo en que el consumo diario de alimentos que contienen estos componentes funcionales es beneficioso. Además, los efectos de los probióticos son específicos de cada cepa y deben demostrarse a través de ensayos clínicos apropiados.


   

Artículos más visitados Últimas publicaciones
Próximamente CISAN tendrá nuevo sitio y denominación Más >>
El Senasa controla la inocuidad de las frutas y hortalizas Más >>
INTI: encuesta sobre el consumo de leche Más >>
Día Internacional del Consumidor Más >>
12 de mayo - Día Mundial de la leche Más >>

Otras noticias destacadas

La controversia acerca del salmón
Comer pescado es recomendable para una dieta saludable, pero la actividad pesquera puede tener consecuencias ambientales. Por esta razón, los peces de criadero constituyen una opción que satisface la demanda de productos de pesca, es inocua para la salud y reduce la presión sobre los ecosistemas naturales.
Más >>


Videos destacados

CISAN - Andy Benson. Parte 2 - Trabajo en conjunto
Dr. Andy Benson en el marco de la Conferencia sobre Percepción de Riesgos en Alimentos
Más >>
 



ENCUESTA seguridad de alimentos: ¿qué producto te preocupa más?
 
a. Pescados y mariscos frescos
 
b. Verduras frescas
 
c. Alimentos procesados
 
d. Alimentos congelados


Contáctenos:

Nombre
E-mail
Ciudad
Consulta
 

AREAS TEMATICAS Seguridad Nutrición y Salud Alimentos Otros



El Consejo
Profesionales

Consumidores
Comunicadores
Novedades

Videos



info@cisan.org.ar
 
CISAN videos
   
El Consejo adhiere a los principios del código Helth on The Net | | Conozca más sobre los términos y responsabilidades de este sitio